La membrana de cáscara de huevo reduce las molestias de la artrosis de rodilla, comprobado en un estudio a gran escala

La membrana de la cáscara de huevo podría ser el ingrediente clave para ayudar a quienes padecen dolor de rodilla y rigidez. Este malestar suele estar asociado con la artrosis.

 

La artrosis afecta a millones de personas en todo el mundo. De hecho, según un estudio elaborado en el año 2010, dirigido por la Organización Mundial de la Salud sobre la Carga Global de Enfermedades, la artrosis de cadera y rodilla es la undécima causa principal de discapacidad. Además, se espera que el número de personas afectadas aumente debido al envejecimiento de la población y la epidemia de obesidad.

 

Detalles del estudio

 

La revista Journal of Arthritis fue la encargada de publicar el ensayo realizado a doble ciego. En el estudio controlado con placebo se evaluó la eficacia de la membrana de cáscara de huevo. El experimento se ha llevado a cabo en ocho centros médicos universitarios diferentes, se estudiaron 166 sujetos diagnosticados con artrosis de rodilla de grado 2 o grado 3.

 

Los investigadores utilizaron el índice de osteoartritis de las universidades de Western Ontario y McMaster (WOMAC). Se trata de un cuestionario ampliamente utilizado que evalúa la condición de los pacientes con artrosis.

 

Reducción de los síntomas

 

Respecto a los resultados, después de un período de tratamiento de 7 días, el puntaje de rigidez WOMAC en el grupo de la membrana de cáscara de huevo mejoró en aproximadamente un 24%. En cambio, fue significativamente menor en comparación con el grupo placebo. Del mismo modo, la puntuación de dolor WOMAC al final del período de tratamiento de 7 días en el grupo de la membrana de cáscara de huevo mejoró en aproximadamente un 22% desde el inicio.

 

Para el día 30, tanto el dolor de rodilla como la rigidez habían mejorado en más del 30% en el sujeto tratado con de la membrana de cáscara de huevo.

 

Otras conclusiones

 

Por otra parte, se realizó una comparación entre los sujetos que tomaron de la membrana de cáscara de huevo durante 90 días y los que lo hicieron por 60 días. El análisis encontró una diferencia significativa entre el número de pacientes que tenían al menos una disminución del dolor del 15%. Esta fue mayor en el grupo de la membrana de cáscara de huevo de 90 días (71% de los sujetos) en comparación con el grupo de 60 días de toma (53%).

 

En resumen, el estudio concluyó que la de la membrana de cáscara de huevo redujo el dolor y la rigidez dentro de los 7-30 días en sujetos con artrosis de rodilla de grado 2 y 3. Cabe señalar que los beneficios de este componente persistieron durante 90 días.

 

Este es el estudio más grande realizado hasta la fecha con la membrana de cáscara de huevo y confirma su eficacia, incluso en sujetos con artritis moderada a severa. Esto, combinado con sus efectos protectores del cartílago recientemente demostrados en individuos sanos, hace que la suplementación con membrana de cáscara de huevo sea la terapia complementaria perfecta para aquellos con problemas en las articulaciones.

 

Referencias

 

Eskiyurt N., et al. Efficacy and Safety of Natural Eggshell Membrane (NEM®) in Patients with Grade 2/3 Knee Osteoarthritis: A Multi-Center, Randomized, Double-blind, PlaceboControlled, Single-crossover Clinical Study. J Arthritis 2019;Vol.8, Issue 4.