La vitamina D puede mejorar las posibilidades de caminar después de una fractura de cadera

Los científicos estudiaron el impacto de la vitamina D en la movilidad posterior a la cirugía, una preocupación común entre los pacientes con fractura de cadera.

 

Estudios previos ha informado que la suplementación de vitamina D puede aportar amplios beneficios sobre la salud cardiovascular y la depresión en adultos. Nuevos datos indican que la ingesta de vitamina D también puede desempeñar un papel importante en las posibilidades de caminar después de una operación de cadera. Así lo ha demostrado un estudio que se publicó en The American Journal of Clinical Nutrition. La autora principal Sue Shapses afirmó que, según la investigación, “la deficiencia de vitamina D en adultos mayores podría limitar la movilidad”.

 

Las fracturas de cadera están asociadas con una alta tasa de morbilidad y mortalidad, “y la deambulación exitosa después de la cirugía es un resultado importante en esta población de pacientes”, han subrayado los autores del estudio. El objetivo de la investigación fue determinar si la concentración de 25-hidroxivitamina D [25 (OH) D] o el índice de riesgo nutricional geriátrico (GNRI) se asocia con la mortalidad, en una cohorte de pacientes después de una cirugía de fractura de cadera.

 

Suplementación de Vitamina D

 

Shapses ha sugerido que las personas mayores deberían tomar 800 unidades internacionales (UI), equivalentes a 20 microgramos, de vitamina D al día, con esta dosis podrían prevenir la deficiencia. La vitamina D es importante para la salud ósea, y las personas la obtienen a través de algunos alimentos, la exposición al sol y los suplemento vitamínicos.

 

Se estudiaron los pasos de 290 pacientes de 65 años o más que se sometieron a reparación quirúrgica de fractura de cadera. Una vez elegido el grupo participante residente en Estados Unidos, los investigadores examinaron la influencia de los niveles de vitamina D en el suero sanguíneo y la nutrición en la movilidad a los 30 y 60 días. El estudio se centró en la tasa de mortalidad o la incapacidad para caminar unos 3 metros sin ayuda, después de la cirugía.

 

La vitamina D afecta a la movilidad

 

La investigación encontró que los niveles de vitamina D superiores a 12 nanogramos por mililitro (12 partes por mil millones) en suero sanguíneo están asociados con una mayor tasa de caminata a los 30 y 60 días después de la cirugía de fractura de cadera. “Este estudio sugiere que demasiada o muy poca vitamina D afecta a la movilidad y a las caídas en los ancianos”, matizó Shapses.

 

Por lo tanto, según los resultados del ensayo, “la deficiencia de vitamina D está asociada con una deambulación reducida después de una cirugía de fractura de cadera, mientras que el Índice de Riesgo Nutricional Geriátrico (IRNG) también contribuye a la inmovilidad”. Este último dato es menos fiable, por lo que los investigadores reclaman más estudios acerca de la vitamina D y sus beneficios en personas mayores.

 

Por otra parte, “la movilidad se reduce si el estado nutricional era pobre”, han declarado los autores. Esto se debe a que el mal estado nutricional también mostró una tendencia general a reducir la movilidad. En cambio, “no hay asociación alguna entre la vitamina D (o IRNG) con la mortalidad”, según indica el informe.

 

Conclusiones

 

Cabe destacar que la deficiencia de vitamina D y la desnutrición son trastornos comunes en pacientes de edad avanzada con fracturas de cadera. “Se trata de un fenómeno que se suele dar de manera conjunta, ambas son complicaciones de una mala nutrición”, ha dicho Shapses.

 

Shapses ha añadido que el siguiente paso debe ser “determinar por qué la concentración de vitamina D afecta la movilidad, ya que no está claro si la deficiencia severa de vitamina D se asocia con efectos directos sobre los músculos, la cognición u otros sistemas de órganos”.

 

Por último, de cara a estudios anteriores, se ha demostrado que tomar 800 UI de vitamina D al día puede prevenir caídas y fracturas. Un estudio dirigido por Rutgers en 2019 indicó que la ingesta alta de vitamina D (4,000 UI por día) puede reducir el tiempo de reacción, esto podría disminuir el riesgo de caídas y fracturas. Concretamente, la cantidad diaria recomendada de vitamina D es de 600 UI para personas de 1 a 70 años y 800 UI para personas a partir de 70.

 

Referencias

 

Hao L, Carson JL, Schlussel Y, Noveck H, Shapses SA. Vitamin D deficiency is associated with reduced mobility after hip fracture surgery: a prospective study [published online ahead of print, 2020 Feb 19]. Am J Clin Nutr. 2020;nqaa029.