El suplemento de aceite de pescado en dosis altas acelera la recuperación tras el ejercicio físico

Una investigación ha subrayado que la suplementación diaria con una dosis alta (6 gramos al día) de aceite de pescado puede mejorar la recuperación muscular después de realizar esfuerzo físico intenso.

 

Los datos actuales sugieren que la suplementación con aceite de pescado puede mejorar la recuperación tras el ejercicio físico. Además, los autores apuntan que es posible conservar la fuerza después de realizar actividades físicas estresantes. Los beneficios de este componente se atribuyen principalmente a las propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras conferidas por su contenido en ácidos grasos EPA y DHA.

 

Sin embargo, existen resultados contradictorios con respecto a la capacidad del aceite de pescado para mejorar la recuperación. Aquí entra en juego la dosificación del ingrediente, así como a la duración del uso de suplementos a base de aceite de pescado.

 

Suplementos de aceite de pescado

 

En el estudio actual, investigadores de universidades de los EE. UU. llevaron a cabo un diseño experimental doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo. En él se examinaron los efectos de las diferentes dosis de aceite de pescado en la recuperación de medidas de rendimiento muscular, dolor percibido y marcadores de daño muscular. Las pruebas se llevaron a cabo tras una serie de ejercicio riguroso.

 

De cara a los resultados, estos revelaron que la suplementación con 6 g/día (2400 mg/día de EPA y 1800 mg/día de DHA) optimizó la recuperación del rendimiento y el dolor muscular. Según redactaron en el informe, “las personas que realizan ejercicio físico vigoroso o no acostumbrado deberían consumir una dosis más alta de 6 gramos al día para reducir el dolor percibido y mejorar la producción de energía aguda en el período de recuperación”.

 

Se trata de una investigación novedosa, ya que es la primera vez que se examina el impacto de diferentes dosis de aceite de pescado con la misma proporción de EPA y DHA en la recuperación del ejercicio que daña el músculo esquelético.

 

Detalles del estudio

 

Para la investigación necesitaron a 32 varones entrenados en resistencia, todos ellos con cerca de 25 años. La suplementación de aceite de pescado fue de 2, 4, 6 gramos al día o, en caso contrario, un placebo. La toma se prolongó durante aproximadamente 7 semanas y media.

 

A su llegada al laboratorio, un flebotomista recogió la primera de las cinco muestras de sangre que se sacaron los participantes, antes del ejercicio. Después, hubo una evaluación previa al ejercicio, para controlar el dolor percibido, los saltos verticales, la agilidad de la prueba T y el sprint de 40 yardas, entre otras pruebas físicas.

 

Para terminar, los participantes completaron un calentamiento dinámico autoseleccionado de 10 minutos seguido del protocolo de ejercicios de sentadillas que dañan los músculos. Una vez terminado el ejercicio, a los participantes se les extrajo sangre, calificaron su dolor percibido en músculos y completaron todas las medidas de las pruebas de rendimiento muscular.

 

Niveles de ácidos grasos Omega-3

 

Los investigadores señalan que no se midieó el aumento de los niveles de ácidos grasos omega-3 en la sangre. El pequeño tamaño de la muestra no les permitió determinar diferencias entre sexos para las variables dependientes. Esto puede atribuirse a la falta de diferencias significativas observadas entre los grupos, especialmente para las enzimas sanguíneas.

 

Por lo tanto, los investigadores recalcan que se debe seguir investigando la dosis ideal de aceite de pescado en hombres y mujeres que hacen ejercicio. Para ello, “se debería tener en cuenta el tamaño de la dosis y la posible inhibición de la función plaquetaria”. Asimismo, los autores creen que las investigaciones futuras deberían considerar incorporar una evaluación integral de marcadores, “como la realización de períodos de suplementación de aceite de pescado agudos y a largo plazo en diferentes dosis”, contando también con diferentes proporciones de EPA y DHA.

 

Referencias

 

VanDusseldorp TA, Escobar KA, Johnson KE, Stratton MT, Moriarty T, Kerksick CM, Mangine GT, Holmes AJ, Lee M, Endito MR, Mermier CM. Impact of Varying Dosages of Fish Oil on Recovery and Soreness Following Eccentric Exercise. Nutrients. 2020 Jul 27;12(8):2246.